(0348) 4422252 / 4421772
ventas@laboratoriowasser.com.ar
Bernardo de Irigoyen 388 - Escobar

.

. . . . . . . . . . .
 
 

El control de los combustibles y carburantes ha alcanzado una gran importancia desde la llegada de los nuevos sistemas de inyección diesel, como el raíl común (common rail) y el inyector-bomba. Efectivamente, el propio carburante ejerce de lubricante y la lubricación de estos nuevos sistemas está acompañada por una clara reducción de la proporción de azufre de los gasóleos. Esta disminución es esencial por cuestiones de contaminación del medioambiente, pero desfavorable para la lubricación, ya que el azufre cuenta con muy buenas propiedades lubricantes.

El combustible debe cumplir con dos grandes requisitos para obtener el máximo de potencia en nuestros equipos: CALIDAD + LIMPIEZA. La calidad depende del proveedor del combustible, el nivel de limpieza también depende del proveedor pero con la diferencia que el usuario del combustible debe tener un esquema de control de contaminantes, para que el combustible llegue y se mantenga limpio en el tanque del equipo. De nada sirve comprar el combustible de mayor calidad si el mismo contiene impurezas a la hora de utilizarlo.

Los contaminantes más comunes son la tierra/suciedad y el agua. Estos pueden introducirse en su transporte, el almacenamiento o en los mismos tanques de los equipos. El ejemplo más común del ingreso de agua es cuando el aire caliente y húmedo condensa dentro del tanque de combustible generando depósitos de agua que se alojan en el fondo del tanque. Por ello se aconseja purgar el tanque en intervalos apropiados para drenar el agua y las impurezas que decantan con el tiempo.

 
 
Problemas del sistema del combustible
 
Estos son los principales problemas que acarrea el uso de un combustible inadecuado:

- Taponamiento de Filtros recurrente
- Pérdida de Potencia
- Falla en el arranque
- Corrosión del Sistema de Inyección
- Rotura de Inyectores

 
 
 

El análisis de combustible que proporciona Wasser incluye tanto la calidad como la limpieza del combustible, proporcionando una herramienta de monitoreo de gran utilidad, para controlar el combustible que utilizamos y prevenir fallas que dejen inoperativos sus motores.

 
  “NO SE PUEDE CONTROLAR LO QUE NO SE MIDE”  
 
 
 
               
       

Laboratorio de Ensayo LE 219.
El alcance de la acreditación se encuentra descripto en el F01 (DC-LE-01) adjunto al Certificado de Acreditación. Consulte el alcance en www.oaa.org.ar

  quienes somos
certificaciones
links
contacto
  medioambientales
ambiente laboral consultoría y asesoramiento laboratorio
contacto
 

aceite
refrigerante
combustible
asesoría & capacitación
información técnica
contacto